Tótems y Monopostes

 

Son rótulos privilegiados. Tanto si es con o sin luz representan una exposición potencial de amplio alcance para los posibles clientes que lo visualizan.

 

El tótem es un monolito normalmente entre 3 y 9 metros de altura. Su tamaño más reducido que un monoposte le confiere vistosidad y elegancia que lo hace ideal para ubicarlos en ciudad, en entradas de empresas y en polígonos comerciales e industriales. Son muy versátiles y efectivos. Se utilizan en todas las estaciones de servicio.

 

El monoposte publicitario va generalmente desde los 10 y puede llegar hasta los 30 metros de altura de fuste, más la altura del panel o la pantalla. Si lleva dos fustes se denominan bipostes. Puede constar de una, dos tres o cuatro caras, con o sin iluminación.